¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Pruebas Alérgicas

Alergia Respiratoria

Prick Test neumoalergenos

Consiste en la aplicación de una gota del extracto del alérgeno a testar en la cara anterior del antebrazo. A continuación se efectúa una ligera punción con una lanceta de punta corta a través de la gota del extracto y la capa más externa de la piel (epidermis).

De esta forma, se permite que el extracto penetre en la piel y contacte directamente con las células responsables de las reacciones alérgicas. Si el paciente está sensibilizado a dicho extracto, las células reaccionan, liberando unas sustancias que producen inflamación, y aparecerá una pequeña roncha o habón en la zona de la punción. Esta respuesta se inicia en pocos minutos, y es máxima a los 15 minutos: por ello transcurridos 15 minutos tras la punción se realizará la lectura de la prueba midiendo el tamaño del habón. Así se determina con que extracto o extractos alegénicos el paciente ha presentado reacción cutánea y así diagnosticar a que sustancia es alérgico.

El Prick Test se utiliza para investigar la alergia mediada por Inmunoglobulina E (IgE), también llamada reacción de hipersensibilidad inmediata. Se realiza con extractos de alergenos inhalados responsables de alergia respiratoria como los ácaros del polvo, pólenes de árboles y plantas, hongos, epitelios de animales y làtex.

Posteriormente y, según el resultado de las pruebas cutáneas, el alergólogo completará el estudio alergológico mediante la realización de un análisis sanguineo en un laboratorio de análisis clínico.

alergia-respiratoria-prick-test-neumoalergenos

Prueba de Provocación Conjuntival

Consiste en la exposición al alergeno para confirmar o descartar la relevancia en la sintomatología alérgica (rinitis, conjuntivitis, asma...) al mismo, cuando no se ha alcanzado un diagnóstico de certeza porque el resultado de las pruebas cutáneas y/o analíticas no han sido concluyentes o porque el resultado es discordante. Por tanto no es una herramienta diagnostica habitual como el prick test o el anàlisis sanguineo en la alergia respiratoria.

Consiste en la instilación a nivel conjuntival del alergeno en concentraciones crecientes para comprobar si se desencadena sintomatología conjuntival y confirmar si el alergeno es realmente relevante en la rinoconjuntivitis o no.

Se dispone de varios viales con concentraciones crecientes del alérgeno a testar. Se comienza con la administración a nivel conjuntival de una gota del vial de menor concentración y cada 15 minutos se administra una gota de la siguiente concentración. La prueba se detiene al administrar la dosis de mayor concentración o bien en caso de positividad tras la administración de cualquiera de las concentraciones. La prueba se considera positiva si aparecen síntomas conjuntivales (picor, enrojecimiento, lagrimeo...) o nasales (picor, estornudos, mucosidad, congestión...) en caso de positividad se administra un colirio o un antihistamínico oral y los síntomas van despareciendo gradualmente. La prueba se considera negativa y por tanto se descarta la implicación del alérgeno testado, si no se reproducen los síntoma conjuntivales o nasales.

Rinomanometria Acústica

Es una técnica sencilla de medición del grado de obstrucción nasal en la rinitis. Mide la geometría de las fosas nasales: las áreas y los volúmenes de cada fosa nasal gracias a la reflexión de una onda acústica. Así mismo permite valorar los cambios en el grado de obstrucción nasal tras el tratamiento de la rinitis o tras la exposición a un alérgeno (Prueba de provocación nasal)

La prueba no requiere ninguna preparación especial, es indolora y se realiza en unos pocos minutos. Consiste en la aplicación de un adaptador nasal externo que se sitúa en la entrada de la fosa nasal. Existen diferentes calibres para niños y adultos. A continuación se realiza la medición durante la cual el personal de enfermería solicita al paciente que no respire durante unos segundos manteniendo la boca entreabierta. Se realizarán varias determinaciones de cada fosa nasal.

Tras esta primera prueba, se administra una medicación vasoconstrictora a nivel nasal y se repite la medición a los 15 minutos para medir el grado de respuesta al tratamiento.

alergia-respiratoria-rinomanometria

Pruebas de función respiratoria

Espirometria
Es una técnica relativamente sencilla de medición de la función pulmonar que se utiliza en el diagnóstico del asma bronquial. Permite medir la cantidad de aire inspirada y espirada de forma forzada, y relacionarla con el tiempo empleado en realizar estas maniobras. Se le indica al paciente que realice una inspiración máxima , llenando el pecho de aire al máximo. A continuación se coloca la boquilla entre los labios y realiza una espiración forzada soplando con toda su fuerza y manteniéndolo durante al menos 6 segundos hasta expulsar todo el aire. El personal de enfermería instruirá en su correcta realización mediante un pequeño entrenamiento previo.

Esta maniobra de espiración forzada se repetirá al menos en tres ocasiones y la mejor de las tres mediciones es la que se utilizará para la evaluación de la función pulmonar del paciente y si se encuentra dentro de los valores de normalidad.. El sistema informático del espirómetro compara los valores obtenidos con los denominados valores de referencia estimados en función de sus características físicas, como la edad, la altura, el sexo y el peso. También se pueden comparar los valores resultantes con los valores previos del mismo paciente antes del inicio de un determinado tratamiento para el asma y comprobar su mejoría y control de la enfermedad.

Prueba de broncodilatación
Para confirmar el diagnóstico de asma bronquial se comparan los resultados de la espirometría antes y después de la administración de un fármaco broncodilatador inhalado (salbutamol, terbutalina..)

Comenzamos realizando una espirometría basal o inicial. Se le indica al paciente que realice una inspiración máxima , llenando el pecho de aire al máximo. A continuación se coloca la boquilla entre los labios y realiza una espiración forzada soplando con toda su fuerza y manteniéndolo durante al menos 6 segundos hasta expulsar todo el aire. El personal de enfermería instruirá en su correcta realización mediante un pequeño entrenamiento previo.

Esta maniobra de espiración forzada se repetirá al menos en tres ocasiones y la mejor de las tres mediciones es la que se utilizará para la evaluación de la función pulmonar del paciente.

A continuación se administra una medicación broncodilatadora inhalada y se espera unos 15 minutos. Tras este tiempo se realiza una nueva espirometría y se comparan los resultados de las 2 determinaciones.

Una respuesta broncodilatadora es positiva al mejorar más de un 12% la determinación tras la inhalación del broncodilatador. Esta positividad confirma el diagnóstico de asma bronquial aunque los valores de la espirometría inicial estén dentro de los valores de la normalidad.

Prueba de provocación bronquial inespecífica o Prueba de metacolina
Consiste en la realización de una espirometría inicial y varias espirometrías sucesivas tras la inhalación de dosis crecientes de un fármaco broncoconstrictor, la metacolina, que produce estrechamiento de los bronquios en persones susceptibles

La utilidad de esta prueba es sobre todo descartar el diagnóstico de asma pues es excepcional que un paciente que padezca asma presente una prueba de metacolina negativa. Especialmente útil en los casos en que existe sospecha clínica de asma pero la espirometría y la prueba de broncodilatación son normales y por tanto no concluyentes para el diagnóstico, lo cual es relativamente frecuente en el paciente asmático controlado.

Comenzamos realizando una espirometría basal o inicial. Se le indica al paciente que realice una inspiración máxima , llenando el pecho de aire al máximo. A continuación se coloca la boquilla entre los labios y realiza una espiración forzada soplando con toda su fuerza y manteniéndolo durante al menos 6 segundos hasta expulsar todo el aire. El personal de enfermería instruirá en su correcta realización mediante un pequeño entrenamiento previo.

Esta maniobra de espiración forzada se repetirá al menos en tres ocasiones y la mejor de las tres mediciones es la que se utilizará para la evaluación de la función pulmonar del paciente.

A continuación se administra la metacolina inhalada a través de un nebulizador en dosis crecientes. Tras cada dosis se realiza una nueva espirometria.

La prueba de metacolina se considera positiva si se produce un descenso mayor del 20% en la determinación con respecto a la espirometría inicial. Cuanto menor sea la dosis necesaria para producir dicho descenso, mayor es el grado de reactividad bronquial del individuo.

Una prueba de metacolina positiva confirma el diagnostico de asma aunque los valores de la espirometría inicial estén dentro de los valores de la normalidad y la prueba broncodilatadora haya sido negativa

Esta prueba siempre deben realizarse en un entorno hospitalario como el que ofrece nuestro Servicio y de forma controlada por un equipo especializado y entrenado. Tras la positividad de la prueba de metacolina, se administra un fármaco broncodilatador inhalado para revertir el descenso de la función pumonar y devolverlo a la normalidad

alergia-respiratoria-prueba-de-broncodilatacion

Determinación de Fracción Exhalada de Óxido Nítrico (FENO)

El óxido nítrico es una molécula producida por diversas células de las vías respiratorias y su concentración aumenta cuando las vías aéreas están inflamadas . La concentración de esta molécula puede medirse en el aire que exhalamos y de esta forma determinar, de forma indirecta, el grado de inflamación de la vía aérea. El óxido nítrico está elevado en personas que sufren procesos de inflamación de las vías respiratorias como el asma; los valores en pacientes con inflamación de la vía aérea son más altos en comparación con los que se obtienen en personas sanas.

Primero se inidica al paciente que realice una espiración máxima. A continuación a través de la boquilla del aparato medidor de óxido nítrico, se realiza una inspiración hasta la capacidad pulmonar total y seguidamente una maniobra espiratoria exhalando el aire inspirado a través del propio dispositivo, durante al menos 10 segundos y a un flujo continuo. El sonido que emite el dispositivo y la visualización a través de un espejo donde se refleja la pantalla del dispositivo en la que aparece una nube que sube o baja, según el flujo de la espiración, ayudan a la correcta realización de la maniobra. El resultado de la determinación de óxido nítrico exhalado tarda unos 2 minutos en aparecer en la pantalla del dispositivo.

El personal de enfermería instruirá en su correcta realización mediante un pequeño entrenamiento previo.

La determinación de óxido nítrico exhalado también es útil en el seguimiento de la inflamación de la vía aérea permitiendo comprobar la eficàcia y el cumplimiento del tratamiento así como el riesgo de nuevas recaidas o excaerbaciones de la enfermedad bronquial.

alergia-respiratoria-oxido-nitrico

equipo-medico-vimg-equipo-medico
mutuas-concertqadas-vimg-aseguradoras
cita-telefono-aimg-cita-telefono
cita-online-aimg-cita-online