¿Qué es la alergia a LTP?

La alergia a LTP, es una alergia alimentaria causada por unas proteínas que contienen los vegetales. Se trata de las Proteínas de Transferencia de Lípidos (PR-14 o LTP, de Lipid Transfer Proteins).

El contenido de estas proteínas LTP en los vegetales viene condicionado por muchos factores como su madurez, los tratamientos recibidos, las distintas variedades, etc.; lo que condiciona distinta cantidad de LTP y por tanto distinta alergenicidad al comerlos.

Las LTP se localizan sobre todo en la parte externa de las frutas y verduras, en la piel más que en la pulpa, aunque también aparecen en las semillas.

La alergia a LTP es la mayor causa de alergia alimentaria y de anafilaxia por alimentos en la población adulta residente en el área mediterránea.

¿Que síntomas produce?

Las LTP son resistentes al calor y a la digestión, por lo que pueden provocar síntomas formando parte de algunas comidas y no solamente crudos.

Los síntomas que provoca una alergia a proteínas vegetales LTP, pueden ser leves, localizados a la zona de la boca en forma de picor o hinchazón de labios. Otras veces, puede llegar a desencadenar una anafilaxia, se trata de una reacción grave que puede poner en riesgo la vida del paciente. Los síntomas suelen comenzar a nivel cutáneo en forma de picor y lesiones cutáneas, que puede generalizarse asociando síntomas digestivos, respiratorios como sensación de falta de aire y cardiovasculares.

¿Qué alimentos contienen LTP?

La alergia a estas proteínas LTP, puede desencadenar el llamado Síndrome LTP, condicionando síntomas de alergia alimentaria al comer vegetales con alto contenido en estas proteinas. Entre los alimentos que más cantidad de LTP suelen tener, se encuentran las frutas de la família Rosaceae (melocotón, manzana, pera, cereza, ciruela, nectarina, membrillo…;  frutos secos (nuez, avellana, castaña, cacahuete…) y otras como la lechuga, el kiwi, la uva, el tomate, mostaza…

¿Qué factores influyen en la alergia alimentaria a LTP?

Existen algunos factores que pueden actuar ampliando o reduciendo la capacidad de producir alergia de frutas y verduras.  

  • El ejercicio físico
  • El alcohol
  • La toma de analgésico-antiinflamatorios (AINE) entre 2 horas antes y 4 horas después de la ingesta de alimentos.

Estos factores pueden actuar como cofactores de alergia, desencadenando y/o amplificando una reacción al comer un alimento que en otras condiciones sí se tolera. A estos factores se les conoce como Cofactores de alergia alimentaria.